Skip to content

Albóndigas en Salsa de Almendras

January 21, 2022
receta de albondigas en salsa de almendras

Las albóndigas en salsa de almendras constituyen una de esas elaboraciones irresistibles que gustan por igual a grandes y chicos.

Se trata de una receta muy versátil que puedes combinar usando la imaginación, el ingenio y la creatividad, y siempre te harán salir vencedora.

El sabor inigualable de las albóndigas, junto a su textura jugosa y suave que se mezcla con la salsa de almendras, convierten este platillo en una cena de lujo.

Además, contiene ingredientes que no solo son viables y fáciles de conseguir, sino también muy ricos en nutrientes esenciales para la salud y el mantenimiento de una alimentación adecuada.

No demores más, anímate a prepararlas y asegúrate de conquistar a todos con su sabor.

Receta de albóndigas en salsa de almendras

No te pierdas esta receta de albóndigas en salsa de almendras: fácil, nutritiva y muy versátil.

  • Prep Time30 min
  • Cook Time45 min
  • Total Time1 hr 15 min
  • Yield1
  • Serving Size100g
  • Energy120 cal

Ingredientes Albondigas en Salsa de Almendras

Para las albóndigas

  • 500 g de carne molida
  • 1 huevo
  • 100 ml de leche
  • 3 dientes de ajo
  • Harina de trigo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite

Para la salsa de almendras

  • 100 g de almendras crudas y peladas
  • 2 rebanadas de pan
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 100 ml de vino blanco
  • 250 ml de caldo de pollo

Para el caldo

  • 1 pieza de pollo grande
  • 500 ml de agua
  • 3 dientes de ajo

Preparar Albondigas en Salsa de Almendras Casera

1

Comienza preparando el caldo de pollo porque debes tenerlo listo para el resto de la preparación.

2

Para ello, coloca la carne de pollo y el agua en una olla, agrega los ajos pelados y coloca al fuego.

3

Cuando comience a hervir, puedes tapar y deja cocer hasta que la carne este completamente suave. Reserva.

4

Disponte entonces a preparar las albóndigas. Toma el pan con tus manos y aprieta con los dedos para deshacerlo todo lo que puedas.

5

Coloca la miga que deshaces en un recipiente y vierte sobre ella la leche. Ayúdate de un tenedor para remover bien y desintegrar los grumos.

6

Agrega entonces el ajo previamente pelado y cortado, el huevo y adiciona la carne molida. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa.

7

Toma entonces pequeñas porciones de la masa, colócala en la palma de la mano, y haz movimientos circulares con ambas manos para darle forma redondeada.

8

En un plato grande, esparce la harina y pasa por ella cada albóndiga que vas haciendo para enharinarlas bien.

9

Cuando estén todas listas, agrega el aceite para freír en un sartén y coloca al fuego. Cuando esté caliente, fríe las albóndigas por tandas según quepan.

Mira esta RECETA  Salsa Strogonoff
10

Asegúrate que la cantidad de aceite las cubre al menos hasta la mitad, y luego puedes moverlas, para evitar que se doren por fuera y queden crudas en el interior.

11

Cuando vayas retirando las albóndigas, colócalas en papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Reserva.

12

Para elaborar la salsa de almendras, comienza colocando las almendras en un recipiente y añade unas cucharadas de aceite de oliva. Coloca al fuego para tostarlas. Una vez doradas, retira del fuego.

13

Haz el mismo procedimiento con las rebanadas de pan: córtalas y tuéstalas en el sartén hasta que se doren.

14

Pela entonces el ajo y la cebolla, pícalos bien finos. Colócalos en un sartén con aceite al fuego y remueve para que se sofrían hasta que comiencen a soltar el aroma y la cebolla cambie su coloración.

15

Tritura entonces las almendras y adiciónalas junto con el pan en el mismo sartén de las especias.

16

Rectifica el punto de sal y vierte la salsa en un plato sobre las albóndigas. Decora con hojas de albahaca.

17

Agrega el vino blanco y deja que hierva de 2 a 3 minutos para que se evapore todo el alcohol. Pasado el tiempo, incorpora el caldo de pollo y deja cocer a fuego suave por unos 15-20 minutos.

18

Toma entonces el contenido del sartén y viértelo en la licuadora, licua para que obtengas una salsa de textura suave, cremosa y bien homogénea.

  • Valores Nutricionales

  • 4 servings per container
  • Serving Size100g
  • Amount per serving
  • Calories120
  • % Daily Value*

¿Cómo hacer albóndigas en salsa de almendras?

Entre algunos de los elementos que debes tener en cuenta a la hora de preparar estas albóndigas en salsa de almendras está la elección de la carne picada.

Entre las mejores opciones están la carne de cerdo magra o la de babilla de ternera, ya que ambas son tiernas y suaves. Procura siempre elegir carne fresca y no de las que vienen envasadas.

También puedes emplear carne de aves, ya sea de pollo, pavo u otros.

Recuerda que puedes elegir pan rallado en lugar de harina y lograras una textura más firme y estable en las albóndigas.

Variantes de las albóndigas en salsa de almendras

Una de las variantes más populares de esta receta incluye entre los ingredientes unas hojas de azafrán, de este modo la salsa quedará con más intenso sabor y tomará un color ligeramente amarillo.

Otras variantes sustituyen ingredientes según las preferencias de los comensales, en este sentido puedes agregar curri, comino, orégano, romero u otras hierbas aromáticas.

Mira esta RECETA  Salsa Tampico

También tienes la opción de rellenar las albóndigas, en este sentido, basta con abrir un pequeño agujero con el dedo antes de freír las albóndigas, introducir el relleno y volver a tapar.

Para rellenarlas puedes emplear queso, jamón, tocino o lo que prefieras.

Algunos trucos para elaborar albóndigas en salsa de almendras

Uno de los truquitos que puedes emplear para la elaboración de esta receta consiste en el empleo de varios utensilios para darle la forma a las albóndigas.

En este sentido puedes hacer uso de una cuchara redonda para tomar la cantidad de masa y luego le das la forma redondeada. De este modo garantizas que todas queden del mismo tamaño.

Si prefieres no emplear las manos, usa un boleador de helados de los más pequeñitos. Si empleas uno grande, toma una porción de masa que solo ocupe la mitad del boleador.

Ten en cuenta también el espesor de la salsa, pero si notas que no has logrado el que deseas, no te desanimes, también contamos con algunos trucos para arreglarla.

Si la notas muy espesa, bastará con que añadas más cantidad del caldo. Si por el contrario crees que ha quedado demasiado líquida, puedes poner al fuego nuevamente y dejar hervir hasta que logres el espesor que prefieres.

¿Cómo conservar las albóndigas en salsa de almendras?

Otra de las grandes bondades de esta receta es precisamente la posibilidad de tenerlas listas por varios días.

Teniendo en cuenta que es un plato que puedes degustar frio o caliente, tienes la opción de prepararlas con antelación y dejar en el refrigerador hasta que quieras servirlas.

También tienes la oportunidad de congelarlas y tenerlas conservadas por varios días hasta que las necesites.

¡Otras Recetas de Salsa!
Sending
User Review
5 (1 vote)

Hola soy Dailis, gran amante de la cocina, me encanta probar todo tipo de platillos siempre buscando la mejor versión para disfrutarla en familia o con amigos. Al ser el mundo de la cocina una de mis grandes pasiones me encantaría compartir contigo mis experiencias en cada receta que preparo, para que te queden igual deliciosas e incluso mucho más. Mi objetivo es inspirarte a que disfrutes cada momento mientras cocinas con fáciles y exquisitas recetas ¿te apuntas?